Oslo: redes Lonmarks

beneficios-osloEL SISTEMA DE ALUMBRADO PÚBLICO DE OSLO REDUCE EL USO DE ENERGÍA CON REDES LONWORKS®
En una ciudad típica del norte de Europa, un sistema de iluminación al aire libre puede ser responsable de hasta el 38% del uso total de energía de la ciudad. En un esfuerzo por ahorrar energía, una legislación europea exige que los sistemas de iluminación de la calle utilicen balastos electrónicos. La ciudad de Oslo, Noruega, buscó una solución que satisfaga a esta ley, junto con varias directivas europeas y de todo el mundo para reducir el uso de energía y las emisiones de dióxido de carbono. La capital noruega también quería que el sistema, además de reducir los costos de operación de alumbrado público, pueda brindar seguridad a conductores y peatones, permitiendo la supervisión y el control remoto. Oslo eligió un sistema de alumbrado público inteligente basado en tecnología LonWorks, una arquitectura abierta y extensible que permite la interacción de dispositivos de control de múltiples fabricantes. Como primera implementación a gran escala de una red de control LONWORKS en un sistema de alumbrado público, el proyecto incluyó la sustitución de los balastos mecánicos en uso en las 55.000 farolas de la ciudad por balastos electrónicos que se comunican a través de las líneas eléctricas existentes y que utilizan la tecnología sobre red eléctrica de Echelon. El sistema fue integrado por Kongsberg Analogic AS, que se especializa en soluciones de gestión de energía basada en LonWorks.

Controlando los niveles deiluminación de manera remota

El control remoto de los niveles de luz se realiza mediante SmartServer de Echelon, que gestionan el alumbrado público y se comunican con el centro de monitoreo de la ciudad mediante el uso de la telefonía móvil. Los SmartServers también registran e informan la cantidad de energía que las farolas utilizan y cuánto tiempo se encuentran prendidas, a la vez que recogen información de los sensores de tráfico y clima. Y mediante el uso de un reloj astronómico interno calculan la disponibilidad de luz natural del sol y la luna. Estos datos son utilizados para “dimerizar” automáticamente todas o algunas de las farolas. El control de los niveles de luz de esta manera no sólo ahorra una cantidad significativa de energía, sino que también extiende la vida de la lámpara, reduciendo los costos de reemplazo.

Para realizar los controles y operaciones mencionados se utilizan software de monitoreo de Streetlight.Vision que además permiteanalizar el comportamiento e identificar cualquier fallo de la lámpara. Finalmente a través del uso de StarSense de Philips sepuede medir el consumo de energía por lámpara.

La tecnología LONWORKS instalada y sus aplicaciones asociadas son de gran utilidad para la distribuidora de electricidad y la proveedora del mantenimiento, ya que el sistema permite conocer de manera automática los fallos de las lámparas y el tiempo de vida útil restante, información que mejora el rendimiento de ambas empresas y reduce sensiblemente los costos afectados por cada una.

Ahorros significativos

La Ciudad de Oslo ha reducido el uso de energía en un 62 por ciento, de los cuales dos tercios corresponden a los cambios de instalación y el resto a la reducción de horas de funcionamiento de las lámparas. A medida que el público se acostumbre a los niveles cambiantes de luz, Oslo espera ahorrar un 10 a un 15 por ciento adicional en el uso de energía. “Esperamos que este ahorro se pagará por el nuevo sistema, con un retorno de la inversión dentro de los cinco años”, dice Tom Kristoffersen, jefe de la Sección de Operaciones y Mantenimiento de la Ciudad de Oslo.

Cliente
Ciudad de Oslo
Oslo, Noruega
www.oslo.kommune.no
Los Int e g ra do res
Kongsberg Analogic AS
Kongsberg, Norway
www.analogic.no
Philips Light ing
Oslo, Norway
www.philips.no

El Desafío
La ciudad de Oslo necesitaba una solución de alumbrado público para satisfacer Europea y en todo el mundo directrices para reducir el consumo energético y las emisiones de dióxido de carbono. La capital noruega también quería reducir los costos operativos de alumbrado público, asegurar seguridad del conductor y los peatones, y permitir la supervisión y el control remoto.

La Solución
Como parte de su nuevo sistema de iluminación exterior inteligente, Oslo está reemplazando los balastos mecánicos en sus 55.000 farolas con balastos electrónicos que se comunican a través de líneas eléctricas existentes y que utilizan para ello la tecnología sobre red eléctrica de Echelon. El sistema controla y monitorea de forma remota las luces, oscureciéndolas en función del tráfico, el tiempo, y la luz disponible, analizando asimismo el comportamiento de las lámparas e identificando fallos en ellas.